Mantente motivado y mantén tu mejor forma todo el año

Desarrolle una estrategia y cúmplala hasta completar el trabajo. La pregunta es: ¿cómo puede mantener su motivación y su forma física durante todo el año?

No es el único que experimenta cambios estacionales en su imagen de sí mismo y en su actitud hacia la salud y la forma física. Incluso las personas más comprometidas con el ejercicio físico pueden tener dificultades para mantener una composición corporal y un nivel de actividad física saludables de forma constante. Las razones más comunes por las que las personas abandonan un estilo de vida físicamente activo y saludable son los cambios en el clima, el aumento de las exigencias familiares y laborales, y otros factores.

Mantente motivado y mantén tu mejor forma todo el año

Para mantener el máximo rendimiento, hay que evitar el "efecto dominó". Permítame aclarar lo que quiero decir. La nutrición y el ejercicio están inextricablemente unidos. Dado que cada una de estas variables tiene un efecto sobre las demás, debemos desarrollar la capacidad de lograr un delicado equilibrio. Una alimentación excesiva y un ejercicio insuficiente pueden tener un efecto negativo en la motivación del individuo para hacer ejercicio y perder peso. Es probable que se vuelva sedentario en un intento de compensar su falta de movimiento y que busque consuelo en los alimentos dulces. Todos somos conscientes de que el aumento de nuestra ingesta de calorías y la disminución de nuestra actividad física pueden provocar un aumento de peso y un cambio en nuestra composición corporal. Será difícil escapar de esto.

📋 Aquí podrás encontrar ⬇️

    Cómo mantenerte motivado con el ejercicio

    Planifica

    Levántese temprano y complete su entrenamiento antes de apartarlo de su mente para el resto del día. Entre semana, la estrategia más eficaz para evitar esta situación es levantarse temprano para evitar conflictos con su horario de comida o de entrenamiento después del trabajo. Consumir alimentos nutritivos durante los primeros días de un nuevo horario puede ayudar a su cuerpo a adaptarse al nuevo horario y hábito.

    Corrige la acción inmediatamente

    Por muy agitada que sea tu agenda, puedes evitar el efecto dominó tomando decisiones saludables y manteniendo una rutina de actividad física diaria. Permitir que la vida se interponga en tu régimen de cuidado de la salud no debe convertir un día de ocio en un mes de pereza.

    Mantente activo

    Cuando hacemos ejercicio, es más probable que consumamos alimentos saludables y tomemos mejores decisiones dietéticas. El ejercicio en la cinta de correr es un reto, que es lo último que necesitas cuando ya te cuesta empezar. Si tiene dificultades para seguir un plan de alimentación saludable, considere la posibilidad de añadir algunos entrenamientos adicionales a su programa para ayudarle a recuperar el control.

    Hazlo divertido

    Experimenta con nuevos equipos y actividades para mantener tus rutinas de entrenamiento en interiores frescas y agradables. Es aceptable hacer ejercicio al aire libre, incluso cuando hace frío, siempre que se vista adecuadamente.

    Mantén el compromiso

    Si no está atento, corre el riesgo de abandonar su rutina saludable y activa. Reiniciar el ordenador después de haberlo apagado puede ser un reto. Según un estudio, mantenerse activo durante todo el año puede ser la forma más eficaz de mantener una dieta saludable y una rutina de ejercicios. Saque tiempo para hacer al menos 30 minutos de ejercicio cada día si no tiene un plan regular. Es absolutamente necesario tomarse un día de descanso. Si, por el contrario, es consciente de que tomarse un día libre puede dar lugar a decisiones precipitadas, debería dar un paseo o realizar algún ejercicio ligero en su lugar.

    Evite hibernar durante los meses más fríos y calurosos del año para conservar la energía. En lugar de eso, presta atención a tu cuerpo y mantén una rutina. Para mantenerse en forma durante todo el año, debe desarrollar estrategias de actividad física continua. El aspecto más crítico para mantener un estilo de vida activo es tomar constantemente decisiones saludables.