Guía de ejercicios

Propóngase hacer al menos 30 minutos de ejercicio cinco días a la semana. Para estar en forma, debe hacer ejercicio de forma constante. Me gustaría ayudarle a desarrollar un plan de actividad física que produzca los resultados que desea. Con mi plan a largo plazo y consistente, puede anticiparse a recibir los resultados que busca semana tras semana.

Guía de ejercicios

Es fundamental que todo el mundo se esfuerce por mantener un nivel de actividad física saludable, más aún en esta época en la que pasamos tanto tiempo encorvados sobre nuestros ordenadores y teléfonos móviles. Numerosos estudios han demostrado que una estrategia a largo plazo para mejorar y mantener la salud de nuestro cuerpo requiere una dieta bien equilibrada y un énfasis constante en la actividad física, independientemente de nuestro nivel actual de fitness o actividad. Si ha estado ignorando el entrenamiento de resistencia y confiando únicamente en las dietas para lograr y mantener una composición corporal saludable, incorporar el ejercicio regular a su rutina semanal puede ayudarle a lograr y mantener sus objetivos dietéticos.

📋 Aquí podrás encontrar ⬇️

    Guías de ejercicios

    Obtén la cantidad de actividad que necesitas

    Todo el mundo debería realizar algún tipo de actividad física al menos una vez a la semana durante 30 minutos. Se ha demostrado que la actividad física regular mejora la salud cardiovascular y proporciona energía adicional, por nombrar sólo algunos de los beneficios para la salud, además de mejorar la densidad ósea y el tono muscular. Si quiere ver mejoras significativas en su composición corporal o en su rendimiento deportivo, tendrá que mantenerse físicamente activo durante periodos de tiempo más largos de lo habitual. Los entrenamientos deben durar entre 60 y 90 minutos y pueden adaptarse a sus preferencias específicas en cuanto a intensidad y énfasis.

    No tengas miedo de hacer ejercicio

    La gente evita el ejercicio por miedo al dolor, a la transpiración, al trabajo duro y a los músculos doloridos, todos ellos temores comunes. Aunque no puedo garantizar que cualquier actividad física no le haga sudar, sí puedo garantizar que si se acerca al desarrollo de un estilo de vida activo con calma y constancia, empezará a asociar el ejercicio con cambios positivos en su composición corporal, su autoestima y su sensación de logro.

    Aumente la intensidad de sus entrenamientos gradualmente para mantener o mejorar su nivel de fitness. Si es demasiado tarde y sigue sintiendo dolor, programe unos días de actividad ligera, como caminar o hacer ejercicios de estiramiento, para ayudar a su recuperación. Trabaja siempre lo suficiente para ver resultados, pero no tanto como para que al día siguiente no puedas levantarte de la cama.

    Diviértete mientras te pones en forma

    Es fundamental elegir un pasatiempo que te guste porque te hará volver a por más. Nunca hay que esforzarse demasiado al principio (por ejemplo, en enero) o al final (por ejemplo, en diciembre) (como en verano). Si te desvías del camino, debes volver a empezar. La inactividad provoca la pérdida de masa muscular y de resistencia cardiovascular. Sin embargo, no desesperes; retomar el camino donde lo dejaste puede ser más rápido que empezar de cero. Eres un genio a la hora de recordar los conocimientos de tu cuerpo.

    Cómo mejorar tu nivel de ejercicio

    Estos son algunos consejos para comenzar:

    • Unos sencillos estiramientos pueden ayudar a garantizar que todos sus músculos y articulaciones se activen de forma constante.
    • Aumente su actividad física diaria subiendo escaleras, aparcando más lejos de las tiendas, cortando el césped, bailando y jugando con sus hijos. En pocas palabras, hay que empezar.
    • Considere la posibilidad de incorporar paseos diarios a su rutina. Después de un tiempo, 30 minutos ya no serán un problema para usted. Cuando termine, aumente gradualmente la velocidad de los paseos. Trotar o correr por las colinas es una forma excelente de aumentar el ritmo cardíaco y trabajar el cuerpo.
    • Comience con ejercicios de resistencia con el peso del cuerpo, como sentadillas, estocadas y flexiones, y aumente gradualmente el peso a medida que mejore su estado físico.

    El punto crítico que debe recordar es ser muy consciente de sus necesidades fisiológicas. Intente ser un reto, pero evite ir demasiado lejos, ya que esto puede provocar una lesión o la imposibilidad de caminar al día siguiente debido a las molestias.